Nazca y Alrededores

Sobrevolar las líneas de Nazca e ir a Macchu Picchu son dos “must” para la mayoría de los miles de visitantes que llegan a Perú.

Visitar la ciudadela Inca no presenta grandes desafíos, el sobrevuelo es otro tema, especialmente si te mareas con relativa facilidad y llevas mal el calor intenso, en cuyo caso te recomiendo una dosis adecuada de pastillas para el mareo, agua helada, ropa fresca y agradable a la transpiración corporal torrencial y un par de bolsas de plástico para no convertir en catástrofe lo que podría pasar desapercibido como un pequeño contratiempo.

Si estás en Ica y viajas con el tiempo justo te recomiendo tomar el bus de las 7pm una vez realizado el tour de los areneros de Huacachina de las 4pm que finaliza alrededor de las 6pm. Llegarás pasadas las 9pm a Nazca y comprarás tus billetes de avión en ese momento, aunque si quieres asegurar con mayor probabilidad tu sobrevuelo al día siguiente puedes comprarlo días antes en la mayoría de agencias de viaje del País o a través de las web de las empresas que realizan el sobrevuelo, incrementando la probabilidad de subir al avión cuando tu desees y no cuando la capacidad lo permita. Piensa que entre junio y setiembre el flujo de visitantes aumenta considerablemente.

Es posible cambiar el día del sobrevuelo si gestionas el cambio 24h antes de la fecha impresa en el billete comprado. En temporada baja se permiten cambios con un día de antelación, infórmate bien acerca de punto al realizar tu compra.

Nos hospedamos en la Casa Hacienda Nazca Oasis, de muy buena relación calidad-precio. Un hotel de reciente creación inspirado en las antiguas casonas españolas de la época de la colonia. Sus instalaciones están dotadas de Aire acondicionado, Tv con cable, wifi, piscina. El desayuno americano está incluido. La habitación simple cuesta 60 U$ (Dólares Americanos).

Un breve repaso a la Historia

La sociedad Nazca extendió su hegemonía hasta Chincha, Ayacucho y Arequipa entre el siglo I a.C y el SVII d.C. Una extensión inmensa, de 250km dirección norte y 550km dirección sur aproximadamente. En los alrededores de la actual villa de Nazca se produjo el asentamiento de la que es considerada una de las más importantes sociedades pre incas cuyos vestigios se conservan aún en la actualidad. Fue una sociedad de agricultores y artesanos construida a orillas del Río Grande y sus afluentes gracias al importante caudal creado por el deshielo de la Cordillera Andina durante los tres meses de verano y especialmente a la construcción de una red de acueductos subterráneos conocidos con el nombre de “Puquios”, con la finalidad de aprovechar el agua de los ríos que emanan de las capas más profundas del subsuelo.

Los Nazca cavaron agujeros de más de dos metros de profundidad, horadados a modo de galerías cónicas a lo largo del recorrido de los acueductos subterráneos para mantener la presión adecuada y asegurar un flujo constante. Una obra maestra de ingeniería hidráulica que les permitió vivir bajo las inclemencias del Sol y el viento en uno de los desiertos más áridos y cálidos del mundo. Los acueductos de Cantalloc están acondicionados para realizar visitas, hay párquing y vigilantes para cuidar estas maravillas de la técnica ancestral de abastecimiento de agua.

Los Nazca han sido reconocidos por ser grandes alfareros. Realizaban recipientes de barro cocido policromado e instrumentos musicales como tambores. Una técnica que fue recuperada a mediados del siglo pasado por Andrés Calle Flores en su museo taller cerca del aeropuerto de Nazca tras años de investigación de las piezas realizadas por sus ancestros. Tradición artesanal heredada y explicada con suma pasión por su hijo en la actualidad. Abierto al público.

Chauchilla es la única de las más de cincuenta necrópolis de los Nazca conservada y vigilada por las instituciones públicas de conservación del patrimonio histórico nacional. Un cementerio donde se puede observar en más de diez “tumbas abiertas” el modo en que enterraban a sus difuntos gracias a una excelente restauración arqueológica del cementerio.

El centro administrativo y ceremonial de Cahuachi albergó los militares y religiosos de la época a los que se atribuye la creación de las Lineas de Nazca y el resto de geoglifos. Las construcciones de adobe pueden visitarse en la actualidad a unos 30km del pueblo. Esta ciudadela está considerada una de las más extensas del mundo Andino con unos 24km cuadrados. Abierta al público.
Los Nazca fueron invadidos por la sociedad Wari, de la zona de la sierra entre Ayacucho y el Altiplano. Los estudios revelan que su expansión imperialista se produjo debido a la escasez de alimentos tras las crisis agrarias de la zona. Un pueblo más fuerte y entrenado en las técnicas militares de conquista de territorios de la época que sucumbió años más tarde a la invasión Inca.