Surf

En la Isla de San Gallán se surfea una ola que está considerada de las mejores derechas de Perú, un tubazo espectacular.

Se crea gracias a un curioso efecto en que el agua se desplaza por la costa de la isla desde el sur, dándole un cuarto de vuelta, la ola se crea en una playa encarada a norte de aproximadamente dos quilómetros llena de lobos marinos.

Las primeras noticias que tenemos de una expedición de surfistas son de los años 80, cuando una surfista, Larrañaga, observó la costa de la Península de Paracas desde un avión mientras volaba. Semanas más tarde fue a explorar la zona y desde ese momento es uno de los point obligados para los surfistas que vienen a Perú.
El viaje a la isla se realiza en cualquier tipo de embarcación siempre que tenga vela o motor y esté autorizada para navegar en mar abierto. Está a unas 12 millas y se tarda apenas media hora en llegar desde el muelle del Chaco en Paracas. Una vez llegas a la isla puedes fondear en la bahía dónde está la ola, un amplio espacio a sotavento. Presta atención si duermes en la embarcación ya que el viento suele soplar de norte por las mañanas.

Es preciso informarse adecuadamente acerca del parte meteorológico, no olvides que hay días en que el viento alcanza velocidades por encima de los 25 nudos, la denominada Paraca, en cuyo caso la bravura del viento y el mar dificultarían seriamente tus desplazamientos en barco. La intensidad del viento durante la paraca sube por encima de los 25 nudos entre las 11:30am y las 4pm aproximadamente. Está prohibido desembarcar en la isla.

Haz tu reserva

Se requieren los campos marcados con un *