Parapente

Vuelo en laderas y acantilados frente al Pacífico

El vuelo en Supay frente al acantilado hasta la Catedral es alucinante, la zona se divide en tres partes, despegando hacia a la izquierda hay una larga ladera poco pronunciada.

Hacia la derecha hay un morro con una pared vertical de unos treinta metros de alto, con playa abajo, hasta “La Catedral”. Pasada la Catedral hay acantilados sin playa para aterrizar. Es un vuelo seguro, fácil y de una gran belleza.

Para llegar a Supay hay que dirigirse al mirador de la Catedral, unos 100 metros antes de llegar al mirador desde la carretera principal hay un desvío hacia la izquierda. El despegue está ubicado al lado del parking, aunque es posible despegar desde casi cualquier punto de la ladera.

Si vas por la mañana lo más probable es que despegues con poco viento, si es así despega al lado del parking. Si el viento está un poco fuerte baja caminando a media ladera, desde ahí hay menos viento. Cuando veas que el mar empieza a marcarse con espumitas esa es la señal de alejarte de la ladera hacia el mar, y quedarte volando encima de la playa. Si el viento sigue subiendo aterriza en la playa, si se mantiene estable puedes quedarte un rato más pero siempre vigilando que no vueles hacia atrás, en cuyo caso deberías aterrizar.

Los aterrizajes si no eres experto serían con acelerador y orejas lejos de la ascendencia de la ladera. En los vuelos de tarde el viento va de bajada y se puede hacer top landing.
Recuerda que hay dos rotores, del despegue hacia la derecha a unos veinte metros antes del morro y al llegar a la Catedral. Para evitar el de la derecha separate de la ladera justo después de despegar. Mucho cuidado con el rotor a ambos lados de la Catedral, cuando llegues al morro vete hacia el mar para evitar la turbulencia. Ten en cuenta que dependiendo de la dirección del viento los rotores serán más o menos fuertes.
Supay es adecuado para pilotos principiantes por la amplitud de los recorridos, despegues fáciles y zonas libres de peligros como la ausencia de líneas eléctricas, de automóviles, casas, árboles… Pero también para pilotos expertos de Wagga. Marcas como Ozone o Airwave han rodado sus spots de lanzamiento en este lugar y no es por nada, es una pasada!

Se puede llegar en taxi, el costo es de unos S/.70 aproximadamente si quieres que te espere para regresar, sino unos S/.30 aproximadamente. También se puede regresar caminando por la carretera en un recorrido casi plano de unas dos horas, aunque no te lo recomiendo después de volar por el viento, el Sol o la oscuridad. Es un lugar seguro y no suele haber inconveniente en regresar con desconocidos, la mayoría de veces otros turistas a los que les sobra espacio. Si vas en tu propio carro, cuando aparques, asegúrate de dejarlo cerrado y sin objetos de valor evidente a la vista. No es que este lugar sea peligroso pero me consta que ha habido algún que otro robo.

Haz tu reserva

Se requieren los campos marcados con un *